With a little help from my friend...

Termina la Semana Santa, se acabó lo bueno, y este blog sigue teniendo una periodicidad tan irregular como de costumbre. Menos mal que hay buenos amigos que nunca cejan en su empeño de animar y apoyar a los perezosos (un servidor), y ahí está José Ángel Muriel, que ha dedicado en su blog una reseña al libro del Rat Pack por la que tendré que invitarlo a comer en algún sitio.

Muchas gracias, amigo.